miércoles, 18 de diciembre de 2013

Creo que los Reyes Magos la tuvieron más fácil...

 Creo que los Reyes Magos la tuvieron más fácil...
Salir de su tierra, seguir una estrella, preguntarle a Herodes dónde y trasladarse a Belén...
Además no tuvieron que pensarla mucho para sus dones... Oro, incienso y mirra bastaron...... El Niño Jesús no puso peros... Sonrió al verles y les regaló la fe sin revuelos... Niños se volvieron a sus tierras como vasallos de un nuevo Reino a anunciar la Buena Nueva al mundo entero...

¡Pero nosotros!!!! Eso de hacerle al rey mago, al Niño Dios o al Santa Claus... Según el caso... Es toda una odisea...
Tal que si hoy Melchor, Gaspar y Baltazar tuviesen que hacerlo de nuevo no sé sí animarían...

Tiendas, ofertas navideñas, multitudes de gentes buscando el regalo perfecto, muchas cosas inútiles que te las hacen ver como perfectas...
Peor aún, si escucharan lo que por ahí se comenta... No es de marca, este color no es el que yo buscaba, quería el nuevo modelo pues el que tengo es obsoleto, etc...
Seguramente sí nosotros llegáramos con oro, incienso y mirra, nos sé que tan contentos haríamos a los niños modernos...
Pero no es mala idea...
Regalar el oro de nuestro tiempo...
El incienso de nuestra oración...
La mirra de nuestro cariño y amor...
Sería más sencillo y entonces sí verdaderos Reyes Magos seríamos...

No hay comentarios: