martes, 14 de febrero de 2012

La tumba de San Valentin convierte a Terni en la capital de los enamorados.


Terni, en el centro de Italia, es la meta de los enamorados. Los futuros esposos vienen a esta basílica a jurar amor eterno ante San Valentín, el santo protector de los prometidos, sepultado en este lugar en el año 273.

Mario Ottaviani
Basílica de San Valentín (Terni)
Es considerado el santo de los enamorados porque ayudaba a los jóvenes a casarse. A cada pareja le regalaba una rosa; era favorable a los matrimonios entre una joven cristiana y un soldado pagano, uniones consideradas delito durante la época pagana.

San Valentín fue el primer obispo de Terni y por celebrar el matrimonio entre una joven cristiana y un soldado pagano, una unión prohibida durante el Imperio Romano, fue decapitado.
Mario Ottaviani
Basílica de San Valentín (Terni)
San Valentín es reconocido como uno de los primeros mártires. En el siglo XVII se encontró la urna con sus restos y por ello se construyó esta basílica.

Terni fue bombardeada durante la II Guerra Mundial. El lugar donde vivió la pareja casada por San Valentín ya no existe. Según los archivos históricos, el 14 de Febrero era para San Valentín una celebración especial.

Mario Ottaviani
Basílica de San Valentín (Terni)
La historia dice que San Valentino casaba a paganos y cristianos el 14 de cada mes.

En este lugar celebraba los matrimonios. Los futuros esposos, cada 14 de febrero viene hasta aquí para renovar su promesa de amor eterno.

San Valentín representa una bella historia, recuerda el periodo en el cual casarse era difícil. Esperamos que nos ayude a construir un futuro juntos.

No sé cuándo, pero estoy segura de que nos casaremos.

Los padres carmelitas responsables de la basílica de San Valentín esperan que el 14 de febrero, día de los enamorados, no sea una fecha comercial sino un homenaje al mártir que murió en defensa del amor.

No hay comentarios: