sábado, 25 de febrero de 2012

La oración es el arma para vencer las tentaciones

El Papa ha comentado en su catequesis lo que significa la cuaresma en nuestra vida.
Cuaresma quiere decir "40 días". Cuarenta es un número simbólico que expresa tiempo de espera, de purificación, y de conversión o regreso a Dios, en la consciencia que Dios es fiel a sus promesas.
Desierto

Jesús también estuvo 40 días en el desierto, después de su bautismo, antes de empezar su vida pública. Esta dinámica de buscar la soledad para rezar es frecuente en Cristo. Buscar la soledad con Dios, para luego regresar entre la gente y predicar al Padre. Estos días de cuaresma busquemos nosotros también momentos de soledad con Dios, pero recordando que la oración no nos debe encerrar en nosotros mismos, sino que nos debe abrir a los demás: volver entre la gente llenos de Dios.
La oración de Cristo también nos da otra enseñanza: Cristo fue tentado en el desierto al final de los cuarenta días. El demonio le presentó un mesianismo de poder, de espectáculo, de riqueza, de éxito. Una tentación que Cristo rechazó porque había orado y contemplado el Plan de su Padre para Él. Es necesario orar para vencer las tentaciones.
Aquí puedes leer la catequesis del Papa Benedicto XVI del 22 de febrero de 2012

No hay comentarios: