viernes, 19 de noviembre de 2010

Anuncio del Evangelio.

Se proclamará esta Buena Nueva del Reino en el mundo entero, para dar testimonio a todas las naciones. Y entonces vendrá el fin. (Mt 24, 14). 
Comentario: 
Si pensamos en el celo apostólico de los últimos Papas, especialmente de Juan Pablo II, que viajó tantas veces y a todas partes del mundo llevando el Evangelio; y si meditamos en que a través de los modernos medios de comunicación, la Buena Noticia se esparce por toda la tierra, es lógico que concluyamos que estamos cerca del fin de que nos habla el Señor aquí. Todavía falta anunciar a todos los hombres el Reino, pero la Iglesia va adelantada en este terreno.
Ojalá nosotros seamos de esos valientes apóstoles que lleven la Buena Nueva a todas las naciones, cosa que ahora, a través de Internet, es más fácil de realizar.
Pero muchos tal vez tengamos que derramar la propia sangre por el Evangelio, cuando llegue la persecución del Anticristo, cuya aparición tampoco está lejana en el tiempo.
No tengamos miedo y lancémonos a la nueva evangelización tan pedida por los últimos Papas y llevemos el anuncio de la salvación hasta los últimos confines de la tierra, obedeciendo al mandato de Jesús que nos dijo: “Id y evangelizad a todas las gentes”.
Jesús, María, os amo, salvad las almas.

No hay comentarios: