miércoles, 22 de septiembre de 2010

Confiando en María.


Confianza en la oración.

Si queremos alcanzar gracias de María Santísima, Mediadora de toda gracia, es necesario que confiemos en Ella en la oración, ya que el que no confía cuando reza, no debe esperar obtener nada de la Virgen.

Pensemos cómo es nuestra oración. Si es una oración llena de confianza amorosa en María y en su bondad y providencia, o si por el contrario rezamos maquinalmente y dudando del poder y bondad de la Virgen.

A María le gusta que confiemos en Ella, porque ¿qué madre no exige a su hijo la plena confianza en ella? Así también María Santísima, nuestra Madre del Cielo, nos exige a nosotros, sus hijos, una plena confianza en Ella.

Si logramos esta confianza ilimitada en María, entonces todo lo alcanzaremos en la oración, especialmente en el rezo del Santo Rosario, que es su oración predilecta.

No hay comentarios: