jueves, 19 de agosto de 2010

Signos de los Tiempos.


Enfriamiento de la caridad.

Ya el Señor nos avisó en el Evangelio que cuando se acercaran los tiempos finales, al ser tan grande la difusión del mal en el mundo, la caridad, el amor, se enfriará. Y eso es lo que está pasando en estos tiempos, en que vemos tanto mal, los noticieros nos dan tantas malas noticias, violencias, robos, fraudes, que la gente se va como intoxicando por esto malo y ya no quiere abrir el corazón al hermano que sufre, al más necesitado. Es como que se cierra al amor.

Pero es bueno darnos cuenta de esto que sucede en el mundo, para no caer nosotros en el mismo enfriamiento, ya que el Señor también ha dicho en otra parte que el que persevere hasta el fin, ése se salvará. O sea que debemos perseverar en la caridad.

Que nos pueden robar si abrimos la puerta al necesitado, que nos pueden matar si damos hospedaje al peregrino; y sí, es posible que suceda esto; pero ¿quién nos quitará el mérito ante Dios de haber sido caritativos, aunque de ello recibamos mal en nuestros bienes o hasta en la propia vida material? Lo importante es no perder la vida eterna.

Pensemos esto y demos a cada cosa el valor que le corresponde.

¡Ven Señor Jesús!

1 comentario:

Edit dijo...

Muy válidas tus palabras.
Es bueno recordarnos entre todos que debemos perseverar en la caridad y el amor a lo hermanos.
Que tengas un hermoso día.
Nos estas iluminando el día con tus palabras.