martes, 24 de agosto de 2010

Mensajes de conversión.


Lo que fuimos.

Esto digo a todos mis hijos: Muchos de vosotros podéis haber llevado una mala vida pero si mostráis arrepentimiento lograréis salvaros.
El Señor vendrá en vuestro auxilio os lo aseguro. Mi Misión es salvar almas, mostrar el camino hacia el Señor y hacer comprender la pureza que hubo en El.
Alabado sea el Señor.


Comentario:

No importa lo que hayamos sido en el pasado, o lo que seamos actualmente. Lo que sí importa es que tengamos desde hoy en adelante un sincero arrepentimiento y tratemos de cambiar de rumbo, empezando a transitar por el camino del cumplimiento de los Diez Mandamientos y de las enseñanzas del Evangelio, porque el tiempo que tenemos para hacer esto no es mucho, ya que la misma Virgen nos dice que tenemos que apurarnos a convertirnos porque de lo contrario no alcanzaremos la salvación.

Esto no es para asustarnos, pero sí es para que tengamos precaución y previsión, tratando de acercarnos al Señor lo antes posible, con una vida nueva, de acuerdo a la voluntad divina, ya que solo se salvarán los que hagan el querer de Dios en sus vidas.

La Virgen no nos dice nada nuevo, porque siempre el mensaje de Cristo es la conversión urgente. Pero lo que sí nos trae como nuevo la Virgen es la cercanía de los tiempos en que ya no habrá posibilidad de conversión. Por eso no nos durmamos en la tibieza y en el pecado, porque no sabemos de cuánto tiempo disponemos todavía para nuestra personal conversión.

No hay comentarios: