viernes, 11 de junio de 2010

El camino fácil.




Hijos míos, no viváis de acuerdo a lo fácil como se vive en estos días, al ritmo de la locura, de violencia, creyendo que el hombre solo puede proveerse de todo cuanto puede desear. Todo es una mentira porque es una manera de vivir equivocada.
Sólo el Señor que es el Creador de toda la grandeza del universo es la Verdad. De El recibiréis sabiduría, de El recibiréis fe. Llamadlo y El acudirá.
Gloria al Señor. Predicadlo.
Leed: Romanos C. 12, V. 1-2
1 Por lo tanto, hermanos, yo los exhorto por la misericordia de Dios a ofrecerse ustedes mismos como una víctima viva, santa y agradable a Dios: Este es el culto espiritual que deben ofrecer.
2 No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir cuál es la Voluntad de Dios: Lo que es bueno, lo que Le agrada, lo perfecto.


Comentario:
Muchos son los que van por el camino fácil, de la diversión y la despreocupación, pero ese camino no termina en el Cielo, sino en el abismo del Infierno.
Porque ya lo ha dicho el Señor en el Evangelio, que debemos esforzarnos por entrar por la puerta estrecha y el camino angosto, porque son legión los que van por el camino espacioso, colmado de placeres carnales y buscando solo los bienes materiales de este mundo. El diablo es su pastor, y los guía y los tiene como atolondrados, dándoles todo lo que quieren en este mundo, pero al final les mostrará su crueldad y para siempre los tendrá en el Infierno para atormentarlos por los siglos de los siglos.
Más vale sufrir un poco o mucho aquí en la tierra, que sufrir terriblemente en el Infierno por toda la eternidad, mientras Dios sea Dios.
Si estamos leyendo este mensaje es porque Dios nos está llamando, y nos tiene paciencia para que tomemos el camino correcto y dejemos el camino fácil que lleva a la perdición. Porque Dios quiere que tomemos el camino del cumplimiento de los Diez Mandamientos, no de algunos mandamientos, sino de los Diez Mandamientos, es decir, que tenemos que cumplirlos todos, y también debemos cumplir y seguir las enseñanzas de Jesús en el Evangelio.
Si hacemos así, el demonio nos sembrará espinas por el camino y nos hará la vida un poco más difícil, pero sabemos que al final nos espera el Cielo donde seremos felices para siempre.
Recordemos que si queremos seguir a Jesús debemos renunciar a nosotros mismos, tomar nuestra cruz de cada día y seguir al Señor.
No queda mucho tiempo todavía para convertirnos. La Virgen ya ha anunciado que el tiempo de Misericordia está para ceder al tiempo de la Justicia divina, tiempo en el que ya no habrá vuelta atrás. No desaprovechemos estas llamadas de lo alto ni dejemos pasar un solo día más, sino convirtámonos al buen camino, porque nos jugamos en ello nuestra eternidad.

1 comentario:

CIENCIA Y FILOSOFIA dijo...

http://cienciayfilosofiadelmundo.blogspot.com/2009/08/la-teoria-es-solo-una-suposicion.html


nos deseamos unir a su blog para formar una red.

saludos Juan Veliz- Administrador