martes, 28 de abril de 2009

Castro del Río, la belleza de un pueblo.


Un pueblo pequeño, pero maravilloso por (su folklore, gastronomia, sus aceites y vinos de primera calidad, y su excelente Semana Santa), pero sobre todo el trato amable y abierto de sus gentes.(pueblo hospitalario, donde nadie se siente extranjero).

No hay comentarios: