jueves, 19 de febrero de 2009

Súplica desde la enfermedad.




Dios de bondad y de amor, la enfermedad me ha visitado, me ha alejado de mi trabajo y de mi familia, me ha llenado de dolor y sufrimiento.Es una dura experiencia, una realidad difícil de aceptar, algo para lo cual no estaba preparado. Pero, Señor, quiero agradecerte por ella, quiero que me des las fuerzas para aceptarla como una oportunidad que me das de conocer mi fragilidad y la precariedad de la vida, y también como un remedio para librarme del orgullo.Te ofrezco mis sufrimientos, y los uno a los de tu Hijo Jesucristo.Te pido por todos los que me ayudan y atienden y por todos los que sufren como yo.

ORACIÓN: Santísima Virgen de Lourdes, que a ninguno desamparas ni desechas, mírame con ojos de piedad y alcánzame de tu Hijo perdón de mis pecados para que con devoto afecto celebre tu santa e inmaculada Concepción, en tu milagrosa imagen de Lourdes y reciba después el galardón de la bienaventuranza del mismo de quien eres Madre. Amén

1 comentario:

Antonio Lopez (Ecija) dijo...

Mas vale una conciencia tranquila, que dinero, prestigio, y autosuficiencia ¿para que vale eso?
si no estamos en paz con DIOS.
Gracias, por tú blog.